Las brujas de Zugarramurdi

Sí señores, de vez en cuando (es verdad que siempre por empeño de @david_m2) veo cine español. En cosa de un mes he visto La gran familia española y Las brujas de Zugarramurdi y ¡sorpresa! ambas han superado mis expectativas. 

El post de hoy va centrado en la película de Alex de la Iglesia. Para empezar, y como advertencia a sus fans, diré que mi favorita de su filmografía es La Comunidad, además, con mucha diferencia.

Al tema. Siempre he creído que el final en una película es la mitad de la opinión que el espectador va a tener de ella, es el sabor que deja en la boca y al que va a ir dándole vueltas cuando vuelve a casa. Desgraciadamente, precisamente eso lo peor que tiene Las brujas de Zugarramurdi: el final.

De la Iglesia plantea un inicio sencillo (un robo) pero que deja clara la línea disparatada de la historia. Buen ritmo, interpretaciones creíbles y situaciones que te sacan la sonrisa. Tras el robo la consabida huida de la policía a la que se van sumando más y más imprevistos que aumentan el aire cómico de una situación subrealista. Hasta ahí todo va genial. Sigue el buen ritmo de guión y montaje, siguen las buenas interpretaciones, siguen los nuevos secundarios que redondean las escenas.

Entonces, cuando la road movie está en pleno auge y cuando se acaban de unir dos secundarios de lujo como Pepón Nieto y Secun de la Rosa, comienza la cosa a decaer, curiosamente cuando el tema de la brujería toma protagonismo. La parada en el bar, el atropello de la anciana y la aparición de Carmen Maura nos llevan al principio del fin del interés de Las Brujas de Zugarramurdi para mi gusto.

Una auténtica pena, puesto que las carencias en los efectos, por ejemplo, se perdonan por el buen manejo del resto de elementos que hasta ese momento la película había demostrado. Sin embargo, en cuanto el guión flojea y los momentos cómicos empiezan a dispersarse, salen a la luz las cosas malas y es ese el sabor de boca con el que uno termina la película. Más aún con esa secuencia final de todos felices y contentos en la actuación del niño. Sigo sin entender cual es la razón para un final así ¿una segunda parte?. El fundido a negro anterior me hubiera satisfecho mejor ¿cómo consiguen huir de todas las brujas?.

santiago seguraHe destacado varias veces las interpretaciones creíbles y es que es una de las buenas cosas de película (incluso de su parte final). El reparto está genial. La pareja protagonista se compensa muy bien y los secundarios redondean todas las escenas poniendo el punto más humorístico que en la mayoría de las veces, es verdad, que parte de un Mario Casas más que correcto. Mención especial a Santiago Segura y Carlos Areces haciendo de mujeres (muestra del tono de la película). Curiosamente la peor interpretación de todas a mi modo de ver es la de Carolina Bang que tenía en su poder el papel femenino con más posibilidades del film.

Lo mejor: Hugo Silva y Mario Casas (haciendo de cani -en Cartagena jincho- y sin quitarse la camiseta ¡ojo!)

Lo peor: La última media hora y la secuencia que cierra la película.

1 Comment

  1. David 18 noviembre, 2013 Reply

    Pues habrá que ver más cine español, fíjate tu. Las interpretaciones están muy bien excepto la de bang que flojea, pero es un punto importante que alberga una esperanza en los actores españoles siempre que estén en una Peli medio decente. El final un poco atropellado, elefante en la bañera. Encantado de ver cine medio decente contigo! 🙂

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*