Leo Harlem: “Para dos minutos todos somos graciosos pero para serlo durante una hora hay que trabajar”