Mi visión de Twitter, herramienta personal y profesional

Hace unos seis meses que estoy enganchada a Twitter. Tengo una cuenta abierta hace más de un año pero ha sido en este último periodo cuando he entendido su función.

He llegado a tal punto que no entiendo como hoy en día puede haber profesionales de la información sin cuenta activa.

Hoy repaso mi periplo por la red social del pajarito azul y dejo algunas pistas para los que quieran empezar.

Abrí mi cuenta personal en Twitter el 24 de mayo de 2010. He escrito en ella unos 1430 tweets, sigo a 382 personas y me siguen 180.

ACTUALIZACIÓN Febrero 2014: He escrito en ella 6880 tweets, sigo a 830 personas y me siguen 826.

El 22 de junio de 2011 abrí otra cuenta por motivos de trabajo, en esta ocasión con un objetivo claro: informar sobre Cartagena. Desde entonces he publicado más de 1600 tweets, sigo a 788 personas (más de 95% de Cartagena) y me siguen 492.

ACTUALIZACIÓN Febrero 2014: He escrito en ella más de 11,500 tweets, sigo a 1026 personas y me siguen 2478.

Creo que éste es el ejemplo más claro de que lo único que hay que saber para entrar en twitter es tener claro para qué lo vas a usar.

En mi cuenta personal estaba llena de dudas sobre si usarla para informar o para emitir opiniones sobre temas nacionales, sobre si seguir a los medios de mi ciudad o a nivel nacional, todo eran dudas. Sin embargo, con la otra cuenta todo estuvo clarísimo desde el principio y creo que no me va mal con ella.

En @pattmagro me desahogo, doy mi opinión sobre cualquier tema y comento programas de la tele como cualquier hijo de vecino. En @patt_cartagena informo o converso como periodista de la ciudad.

Como trabajadora de la información reconozco estar totalmente enamorada de la esencia y la realidad de esta red social (los tontos están en todas partes y no hay manera de acabar con ellos).

Me gusta twitter porque:

– Da voz a todos y cada uno de los ciudadanos

– Hace horizontal el proceso de intercambio de información y quita el poder  absolutista que hasta ahora tenían los medios

– Potencia el feedback

– Si sigues a la gente correcta es como estar en 1000 sitios a la vez

– Descubres que “el pueblo” no es tonto, eso es lo que se han empeñado en que creamos. Hay gente lista y además, tiene muchísimo ingenio.

– Te das cuenta qué es lo que de verdad interesa a la gente (a veces es duro)

Yo he tenido dos cuentas en Twitter por circunstancias pero una vez razonada la situación creo que es lo ideal.

¿Por qué una cuenta personal y otra profesional?

– No es el mismo tipo de contenido así que no serán los mismos tipos de seguidores

– Porque no tiene el mismo uso tampoco serán las mismas las cuentas que sigas

– Al que te siga por información no tiene por qué estar interesado en tu vida personal

– Por honestidad con el medio (si lo tienes en tu nick) en la de trabajo deberás escribir con profesionalidad y coherencia con el medio. En la personal podrás ser menos “correcto”

– En la personal no tienes que ser periodista todo el tiempo. Puedes simplemente opinar.

Seguramente habrá periodistas que no entiendan esta separación. De hecho no son pocos los que me lo han comentado alguna vez. Desde mi punto de vista en mi cuenta de periodista prima el servicio a la sociedad, la responsabilidad y la honestidad de lo que escribo.

Es verdad que nunca pondré en twitter algo que no quiero que la gente no sepa, ni en la personal ni en la profesional pero tampoco veo necesario que si una persona me sigue para saber las cosas que pasan en Cartagena tenga que aguantarme una noche comentando con otros “frikis” la etapa de Pekin Express, por ejemplo. O al revés. Que mis amigos o con los que hablo de cine tengan que soportarme todos los días con la agenda local de Cartagena.

¿Qué opinas?

1 Comment

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*