Patteando Cartagena: ¡Nos invaden!

No, no lo habéis soñado, Cartagena ha sufrido varias invasiones esta semana a cuál de ellas más llamativa. Chicos con pelucas de colores, armas de cartón u orejas de animales, incluso humanoides con piel roja y sandalias con calcetines.

Patteando Cartagena publicado el 11 de Mayo de 2014

¡Nos invaden!

Ahora que ha comenzado la campaña electoral europea (no os asustéis, no voy a hablar de política) ¿alguna vez habéis pensado por quién no os importaría dejaros invadir? Esta semana el pensamiento ha venido a mi mente.

Patteando CartagenaDurante toda esta semana los cartageneros hemos pasado casi a un segundo plano por las calles, para dejarles el control y toda la atención a los dos grandes grupos de personas que nos han visitado. Cualquiera que se haya paseado, se habrá topado en algún momento con alguno, ya que los adultos a los que cariñosamente citaba eran, nada más y nada menos, que los 3.000 turistas que pararon en nuestro puerto de camino a Roma. Espero que los americanos (el barco zarpó de Miami) disfrutaran de nuestras joyas antes de llegar a la capital del antiguo imperio. Si esta invasión no es de tu gusto, vete acostumbrando porque otra decena de barcos llegará este mes de mayo a nuestra ciudad.

Aunque muchos también iban con calcetines blancos, no tenían nada que ver con la invasión americana los 500 deportistas que compitieron en los Campeonatos de España Universitarios de Atletismo y Tenis de mesa que se han desarrollado estos días en la pista municipal de atletismo y en el pabellón municipal.

Sin embargo, la más llamativa de todas ha sido la invasión generada por el II Salón del Manga de Cartagena. Reconozco que mis conocimientos sobre el tema son, cuando menos, escasos y aún así me encanta el ambiente y el colorido que aporta esta cita a la ciudad. En apenas cinco días hemos pasado de los rojos y amarillos de los claveles de las cruces de mayo a los azules y naranjas de pelucas y disfraces de estos amantes de la animación y cultura japonesa.

Los jóvenes (y no tan jóvenes) llegados de toda la Región e incluso de más lejos, participaron en concursos, asistieron a charlas y exposiciones, aprendieron en los talleres y sobre todo disfrutaron compartiendo sus aficiones.

Como he dicho, mi afición al manga es prácticamente ninguna, pero me quedé con ganas de asistir al taller de diademas de Sailor Moon. Crecí gritando “Diadema, ¡acción!”.

Si tú todavía tienes dudas sobre las invasiones que puedes tolerar y las que no, la semana que viene tendrás otra, además de las más numerosas: la noche de los museos. Después de vivir como el año pasado se superaron de tal manera las expectativas que hasta bares y restaurantes se quedaban sin existencias, espero que este año sea otro tremendo éxito.

Puedes leer otros Patteando Cartagena aquí

0 Comments

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*