Semana Santa desde la barrera

Por primera vez he vivido la preciosa Semana Santa de Cartagena detrás de los micrófonos para todo el mundo. Toca hacer balance de los 10 días de retransmisiones y dar las gracias a  mucha gente. 

Tengo 26 años, casi 27 ya, y desde muy pequeña he vivido la Semana Santa de Cartagena con mucha ilusión.

Para el que nunca la ha visto en resumen puedo decir que está considerada de Interés Turístico Internacional. Esto no dice mucho porque hay fiestas que ostentan el mismo galardón y a mi me parecen una auténtica birria.

La Semana Santa de Cartagena es distinta a todas las que se pueden ver en nuestro país, es luz, color, orden y pasión.

De pequeña salía de nazarena con mis primos y mi hermana, luego la disfruté con su ambiente nocturno y en los bares a la hora del aperitivo y ahora me ha tocado disfrutarla profesionalmente.

semana santa Por primera vez he participado en las retransmisiones en directo que TeleCartagena hace todos los años, no solo para sus abonados, si no también a través de internet para todo el mundo, y en este punto justo es donde se centraba mi labor en las retransmisiones: las redes sociales.

Ha sido una experiencia muy especial y a través de la cual he recibido mucho cariño. Cartageneros desde todo el mundo (Francia, Malta, Varsovia, EEUU…) que agradecían la ventanita que cada noche le abríamos y por la que podían ver no sólo su ciudad, si no a su ciudad en su semana más grande.

Muchas gracias a todos los que una vez terminados los 10 días de emisiones me siguen felicitando y agradeciendo la labor por facebook y twitter. Ha sido, de verdad, un placer poder hablar y comentar las procesiones, sus anécdotas, sus detalles artísticos, su historia.

He aprendido mucho y si a través de mi trabajo he conseguido hacer feliz a alguien que añora su tierra, como me han asegurado, no sabéis como me compensan los días festivos trabajados.

Para terminar también tengo que agradecer a mi compi Esther y a todo el equipo técnico de la tele que han echado muchas horas para que nosotras al llegar solo tuvieramos que escuchar “atentas, estáis dentro”. Gracias.


Artículos relacionados:  Si no fuera periodista

3 Comments

  1. LOLES 9 abril, 2012 Reply

    Yo también lo he disfrutado, cansada pero feliz de haber acercado la semana santa a tantas personas que no pueden estar en las calles de Cartagena por diversos motivos. El año que viene más…

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*