Guión vs Imagen

Este fin de semana he visto 2 películas muy actuales. Todo un logro porque últimamente las series abarcan todo mi tiempo dedicado al audiovisual.

He decido escribir esta entrada porque el visionado de estas dos películas me ha recordado algo que yo siempre he defendido en el cine: “cualquier técnica visual/sonora (digitalización, 3D, color, sonorización…) tiene que estar siempre supeditada a la historia, nunca por encima”

La primera película que he visto ha sido La invención de Hugo de Scorsese.

La verdad es que desde el primer momento su estética me encantó, los colores, los encuadres, la ambientación…es como una joya de arte visual. Por otro lado, el tema de la historia del cine es también muy bonito y me encantó ver ciertas partes de celuloide que estudié en la carrera. Sin embargo, a pesar de todo esto (o a causa de esto) el guión es bastante flojo. Es demasiado contemplativa. Es como si al montador le hubiera dado tanta pena prescindir de algunos planos que se hubiera olvidado del ritmo de la historia y esto, claro, se paga en el entretenimiento.

La segunda película que vi este fin de semana fue Intocable, que es casi todo lo contrario de lo anterior.

Una película francesa con una historia humana, toques de humor y denuncia y con un presupuesto limitado (casi todo lo que se hace fuera de EEUU es “presupuesto limitado”).

Me gustó más.

No es nada nuevo pero la conclusión a la que llego es que es mejor tener un buen guión y poco dinero, a mucho dinero y un guión regular.

Lo de las técnicas visuales es por lo que comentaba con La invención de Hugo. Lo preciosista de las imágenes se ha antepuesto a la historia y al final eso hace que la película empeore.

Es un poco lo que está pasando con el 3D o pasó en su día con la llegada del color e incluso del sonido, se volvieron más importantes que la historia.

Ahora parece un absurdo hablar de esto poniendo como ejemplo el color pero al inicio, la atracción era ver colores así que todo era ROJO, VERDE, AZUL, daba un poco igual la historia o el sentido que tuviera el color, lo importante era que resaltara. Ahora eso ya se ha normalizado, con el 3D aún no.

Como siempre, esta entrada ha sido un batiburrillo de cosas. Así soy yo.

1 Comment

  1. Lalomagro 13 agosto, 2012 Reply

    Veo que la sección de cine la tienes un poco desatendida, por lo que me animo a hacerte un comentario a ver si vuelves a dedicarle espacio.
    Al hilo de lo leído en esta entrada te recuerdo (aunque quede muy pedante) la frase de Fred Zimmerman: “Lo más importante en una película son tres cosas: guión, guión y guión”. Desgraciadamente en el cine actual hay otros elementos que se priorizan sobre éste.
    Me gustaría también que hicieras un comentario sobre la película “El exótico hotel Marigold” de John Madden. Para mi es una fantástica “película inglesa” con un elenco de actores maravilloso (Tom Wilkinson, Maggie Smith, Bill Nighy, etc.) donde el gran mérito está en que sin tener apenas trama te tenga enganchado desde el primer hasta el último fotograma.
    Es sin duda una película de “personajes” que se ve con una sonrisa y que desde aquí recomiendo a todos tus lectores.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*