Midnight in Paris

Ayer tuve mi cita anual con Woody Allen. El estreno de sus nuevas películas es siempre un día que espero con ilusión. En los últimos tiempos no siempre salgo del cine emocionada pero nunca me arrepiento de pagar la entrada. Aunque no volviera a hacer nada que me encante pagaría el cine hasta la muerte como gratitud por “Sueños de seductor“, “Granujas de medio pelo“, “Un final made in Hollywood“, “Desmontando a Harry“, “La maldición del escorpión de jade“, “Match point” y otra tantísimas películas que no me canso de ver.

El trailer está enfocado en la figura de “París” como la protagonista de la película, cosa que es verdad, pero obvia de manera intencionada lo que todos los que hemos visto la película contaríamos en la segunda frase para resumirla asi que a partir de aquí: PELIGRO SPOILERS! El que tenga intención de ir a verla que no lea más. No quiero arruinar la experiencia.

Woody Allen en este 2011 nos trae una película que es un encanto ver. Bien ambientada, música estupenda, una ciudad preciosa y una historia sin estridencias pero que todos podemos entender y que además entretiene.

Está claro que el que va a ver a Allen no espera efectos especiales y acción pero sí espera otra muchas cosas que “Midnight in Paris” te da. Mucho diálogo bien construido y en el que nada está por casualidad, una historia con mensaje, unos personajes creíbles y un toque de magia y de absurdo en medio de una realidad aburrida en la que no se valoran ni los sueños ni el romanticismo.

Gil es un escritor de guiones que sueña con ser escritor de novelas y que vive enamorado del París de los años 20, en plena efervescencia de los movimientos artísticos y sociales sobre los que se construiría el mundo contemporáneo. Esto choca diametralmente con su prometida, que quiere vivir en Miami y que Gil siga escribiendo guiones mediocres para Hollywood pero que dan mucho dinero. En una visita a París, y gracias a unos misteriosos viajes en el tiempo, Gil se paseará por su época soñada codo con codo con el matrimonio Fitzgerald, Hemingway, Picasso o Dalí,que firma  uno de los grandes momentos de la película, con Adrien Brody interpretando al artista catalán.

Quien lea el argumento y lea tanto nombre de artistas conocidos pensará que la cosa va a ser seria y tediosa, nada más lejos de la realidad conociendo a Allen. Gil va descubriendo que los artistas que idolatra son personas “normales” que viven una vida imperfecta y que no gozan del reconocimiento que posteriormente les damos. Esto abre los ojos al escritor que desmitifica muchas cosas.

Toda la cinta gira alrededor de que “todo tiempo pasado fue mejor”, el amor por el arte y el amor por París, aunque habría que matizar que es un amor por la “idea de París” como imagen del romanticismo y de punto de inspiración de tantos artistas y sobre todo desde una visión norteamericana de idealismo sobre el arte europeo. Que nadie espere ver una París real, con sombras y algún defecto.

De lo más curioso del film es ver a Owen Wilson interpretando (muy bien, por cierto) un papel que si Woody Allen no tuviera 75 años habría hecho él mismo. Escritor, soñador, un poco histriónico, enamorado del pasado, en medio de una situación subrealista y haciendo de galán.

Mi primera impresión cuando terminó “Midnight in París” fue pensar que a pesar de que me había gustado mucho, le faltaba un poco de chispa. Es posible que sea porque cae el ritmo en algunos momentos ya que llegado un punto, el tiempo que pasa con su novia carece de importancia y estás deseando que llegue la noche.

Todas las películas de Woody Allen giran entorno a los mismos temas y en esta ocasión tampoco inventa nada nuevo. “Midnight in Paris” recuerda a “La rosa púrpura del Cairo” o incluso a  “Manhattan”, salvando las distancias.

Como la mayoría de la películas de Woody Allen, ésta es una comedia limpia, sin sexo ni sangre, sin sobreestimulación visual ni sonora. Es un buen guión sobre una idea sencilla, un buen reparto, una buena ambientación, un buen montaje y un genial resultado.

Sin ser la película que más me ha gustado del director en ningún aspecto, tengo la convicción de que va a formar parte del paquete de las que seguiré viendo y viendo cuando pasen los años.

No quiero terminar esta entrada sin hacer mención al cartel de la película. Simplemente me he enamorado de él.

16 Comments

  1. araque 19 mayo, 2011 Reply

    Además no se si sabrás, que woody allen es de los pocos directores que tienen total control sobre sus películas, decidiendo incluso sobre el montaje de las mismas, y eso se nota. Además ha sido, conjuntamente con Kubrick, el único que ha podido rodar dos veces una película. Es decir, que la rodó una vez, no le gustó el resultado y la volvió a rodar y los productores no dijeron ni mu! 🙂

    • Author
      Patt 19 mayo, 2011 Reply

      Si, el siempre lo reconoce, que tiene muchas suerte xq en Hollywood ha hecho siempre más o menos lo que ha querido, y menos mal!!! =D

  2. Lucía 26 mayo, 2011 Reply

    La he disfrutado tanto!!!!!!!!!!!!! Hacia tiempo que no me sentia en el cine tan feliz!!. Por que eso es lo que consigue Allen con muchas de sus películas… hacerme feliz!

    Sencilla, vacia de edulcorantes, todo muy naturalista, como es él, a salvaguardar esos “actings” excentricos que tanto me gustan y que en ocasiones me hacen llorar de la risa! Me hubiera encantado ver a Allen haciendo el papel!! aiss…
    PD: Soy cosciente de que me hubiera enamorado de Hemingway….

    • Author
      Patt 26 mayo, 2011 Reply

      Ese Hemingway pasional como te ha vuelto loca!!!!

      Si, es la hermosura de la sencillez y lo que demuestra que para hacer una buena película lo que hay que tener es una buena idea y un buen guión. Se me abren las carnes cuando pienso en las mierdas que hacen algunos por ahí con millones de dolares…

    • Author
      Patt 26 mayo, 2011 Reply

      bienvenida al blog!!!! 😛

  3. Miri 18 junio, 2011 Reply

    es una peli de woody allen “ad hoc” (algo que se reconoce ya en los primeros planos que, como apuntaba patri, son muy del estilo de “Manhattan”, pero sin monólogo), lo que es todo un halago. Owen Wilson lo clava (me encantaría verlo “tartamudear” en versión original), y Adrien Brody es exacto a Dalí!!! Lo mejor de todo es sentir ese pequeño suspiro nostálgico-romántico que se nos escapó a más de un espectador tras el fundido final, y que tanto cuesta que un film nos arranque últimamente…
    PD: Luci!!estoy de acuerdo!Hemingway te pega un montón!

  4. Miri 18 junio, 2011 Reply

    PD2: mi comentario me recuerda a los trabajos de PyR…!!!

    • Author
      Patt 18 junio, 2011 Reply

      Olé Miri!!! estoy de acuerdo contigo en lo del suspiro final. Te deja una sensación genial la peli.

      Luci quiere a Hernest…..(con musiquita de primaria)

      • Veda 20 junio, 2011 Reply

        Cuando acabé de ver la película me quedé con una sensación de satisfación PERFECTA. El poder ver una película de calidad, en la que se nota el trabajo del director. Originalidad, un argumento creativo y además perfectamente escenificado. Una peli totalmente literaria que te trasmite la sensación de estar leyendo un libro y justo lo que uno se imagina es lo que ve en la pantalla. La ficción es una realidad muy divertida.

        Y el mensaje es muy positivo, uno tiene que ser feliz, seguir a su corazón y a su intuición, si estas viviendo una realidad que no te gusta, vete a los años 20! jeje. Me encantaría haber visto a woody allen de protagonista pero el guión consigue que lo imagine y no echo de menos nada.

        Le doy un 10.

        Muy recomendable..

        • Author
          Patt 20 junio, 2011 Reply

          Me gusta mucho lo que dices de que es una peli “muy literaria” porque es verdad que la sensación que te deja al final es como la de un buen libro.
          Además, todo está donde y como tiene que estar, nada molesta y por eso es cómo si te lo estuvieras imaginando tú.

          Gracias por pasar por aqui Veda! 😛

  5. Salva González 27 febrero, 2012 Reply

    Casi celebro más el Oscar al mejor guión que cuando ahce cosa de un mes me dieron la oportunidad de volver al mundo periodístico!! Qué gozada! Una de las mejores películas de Allen, sin duda (tengo que revisionarla para ver si, como pienso ahora mismo, es la mejor de todas). Incluso apostaba yo a alguna otra estatuilla para la cinta, pero eso era más por mi incondicional apuesta por el de Brooklyn!!
    Una cosa curiosa, considerar algo de la peli español porque Roures pusiera pasta… Eso nos tiene que hacer pensar un poco.
    Muy bueno el blog!!!

    • Author
      Patt 27 febrero, 2012 Reply

      Yo también me he alegrado de verte el careto en el papel de nuevo y del Oscar al mejor guión original!
      Me reafirmo en todo lo que escribí hace ya meses cuando la vi por primera vez.
      Siendo el anti-Hollywood total tanto en su manera de vivir, de actuar, de grabar y de concebir una película, Woody Allen tiene ya 4 Oscars #ahílodejo

  6. Author
    Patt 27 febrero, 2012 Reply

    El cine español tiene que sumarse logros falsos ya que consigue muy pocos reales.
    Producir una película de Woody Allen no es ningún logro de la industria española, es un hombre que tiene pasta y quiere hacer más. Fin.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*